Monday, January 09, 2006

LUGARES DE PODER


LUGARES DE PODER
Recientemente ascendimos a la necrópolis de Cantabria . Lo hicimos por la parte más dificil y que llevaba directamente hasta las cuevas del águila . Ya había ascendido en varias ocasiones pero en esta ocasión las cámaras de video y de fotografía se quedaron agotadas al instante .Curiosamente ya en casa recuperaron su carga por completo. Loq ue sentimos allí excede de toda comprensión racional .Penetrar allí era introducirse en las entrañas de la tierra ; en su propio útero soportando toda la necrópolis situada encima de ella.Allí habitaron los Berones , hace ya más de 3000 años , y en esas grutas aún es posible escuchar su paso por la tierra.A medida que ascendíamos nuestar percepción de las cosas cambiaba por entero ; la visión se hacía diferente . Si bien estas situaciones de la consciencia no revisten gravedad cuando se está cómodamente sentado las cosas cambian cuando debajo de nosotros se abre un precipicio con una pavorosa caída.LLegamos a la Cueva del Águila . Sí la famosa cueva en la que tuve mi experiencia al modo de los Shugenjas orientales , de esto hace ya más de 25 años ,para experimentar bajo la atenta mirada de Masashi (El Mundo Mágico de Matsu Higa).El caso es que allí dentro se ve todo de una manera muy diferente y se palpa la energía de una manera directa . Hacer Katas allí es una aventura pero una extraordinaria experiencia.Os dejo una de las fotos y ya os ire ponendo más amedida que os explico más cosas.
# posted by matsu @ 3:18 AM 0 comments

2 comments:

Luz said...

Hace unos años en Gran Canaria tuve una experiencia en un sitio que algunos llaman playa de arena, y que está ubicada en la zona noroeste de la isla.

Es una playa que aparece y desaparece según la fase en la que esté la luna, pero para llegar hasta ella hay que bajar caminando por la ladera de los acantilados, siguiendo un camino dificil de andar y de encontrar y que supone un trayecto de unas tres horas.

En la zona hay una gruta de arena fósil de gran belleza y fué un lugar de asentamiento anterior a la conquista de la isla.

La primera noche no pudimos montar la tienda de campaña. Curiosamente los dos amigos con los que fuí se empeñaron en hacerlo en un lugar que desde el principio presentí que no era un lugar adecuado para ello.

Intenté convencerles de hacerlo en otro lugar, pero no me hicieron caso porque era "una mujer". No se pudo montar la tienda, y tuvimos que dormir metidos en ella como si fuera una manta encima de nuestras cabezas.

No pudíamos dormir en esas condiciones obviamente, pero lo intentábamos, y a partir de un momento determinado de la noche empece a escuchar como si fuesen muchas personas caminando al lado nuestro y que estaba en medio de un camino que estaba siendo transitado. Por eso, en un momento determinado me levanté y salí fuera.Entonces la sensación se intensificó, por lo que opté por volver a entrar y acurrucarme allí, pidiendo disculpas a no se muy bien quién, por estar en un lugar en el que no debía de estar, por lo menos, para dormir.

A la mañana siguiente nos trasladamos con todas nuestras pertencias a otro sitio, y no tardamos ni quince minutos en montar nuestra tienda.

Para mí está fue una experiencia sobre la imposibilidad de hacer algo sencillo como montar una tienda. Probablemente, porque no era el lugar adecuado y porque ya estaba ocupado, aunque no siempre somos capaces de darnos cuenta de ello.

matsu said...

Es muy interesante tu experiencia y sobre todo coincidente con las de muchos que han experimentado situaciones similares.
Te diré que dentro de la cueva experimenté eso que tu dices y muchos años atrás en unas ruinas tuve una auténtica sensación de que alguien me tocaba la cabeza.He de decir que estaba dormido y me despertaba insistentemente con eso hasta el punto en que pensé que alguno de mis compañeros me estaba haciendo bromas . Como estaban tumbados como yo en el suelo y parecían dormidos me cogí el petate y me desplacé varios metros .Para mi sorpresa de nuevo aquello ocurrió.
En mi visita a las ruinas de Tula me ocurrió algo excepcional pero ya os lo contaré otro ratito.
Lo que parece existir es una fuerza que repele o atra al explorador ; ocurre lo mismo con la exploración de la consciencia.